On the Slow Writing Movement

Eva Orúe, “Slowhand es un artista, pero no (siempre) el que crees,” infoLibre 19 March 2017:

Cierto es que escribir no es lo que era. Trabajar con ordenadores y procesadores de texto permite a los autores juntar palabras más rápido que nunca, e Internet les brinda la oportunidad de publicar de manera instantánea, sin esperar a que un editor dé el plácet a tu texto. Consecuencia de lo cual es, sostiene el escritor Andrew Gallix, que lo que hoy pasa por narrativa publicable, “hace sólo unos años habría sido considerado si acaso como un borrador temprano”. De ahí que su propuesta de crear un Slow Writing Movement (SWM) a imagen (literaria) del fenómeno Slow Food, lanzada medio en serio medio en broma, quizá merezca una nueva oportunidad.

Advertisements

We’re Late…

Clare Margetson, “The Hay Relay: The End-less Wait is Over,” The Guardian 4 July 2007

I blame Andrew Gallix’s slow writing movement. David Hockney, too. Sparked by his concerns about our non-visual age I’ve taken a leaf out of his book and taken to gazing out of the window a great deal recently. But all these fantastic clouds in the sky are a huge distraction. So, we’re late, we’re late in putting up this post.